Cómo expresar mis condolencias

Tomarse la molestia de visitar a los dolientes.
Ofrecer un abrazo.
Dar un beso.
Podemos decir:
Mis más profundas condolencias por el fallecimiento de …
Deseo que su alma descanse en paz.
Que Dios les dé fortaleza por tan enorme pérdida.
Te acompaño en tus sentimientos.
Lamento tu irreparable pérdida.
Su esencia estará con nosotros.
Recordaremos sus enseñanzas.
Estará en nuestros corazones.
Permanecerá en nuestra memoria.
Nos hará falta su presencia.
Ahora descansa en paz.
La pena por la que atraviesas en muy grande.
Sé que no hay palabras para mitigar tu pena.
Que su partida sirva para estar más unidos.
Sabes lo importante que … fue para mí.
No puedo entender tu dolor, pero me gustaría estar cerca de ti.
Te ofrezco mi consuelo, mi afecto y mi amor.
Rezaré para que Dios te dé consuelo.
Me encantaría poder borrar todo tu dolor.
Espero que pronto estés mejor.
En el caso de un enfermo, podemos decir:
Por fin acabó su sufrimiento.
Sé que estos momentos son muy duros, recuerda que puedes contar conmigo.
Recordemos que nuestras palabras son frases de aliento en esos momentos difíciles, también se vale reconocer que no sabemos qué decir y solamente acompañar al doliente.
También podemos enviar un arreglo floral.
Dar una tarjeta expresando palabras de aliento.
Evitemos decir:
¿Cómo estás?
Buenos días.
Respetar la duración de dolor de cada persona, tratando de estar presentes, ya que a veces el dolor es tan intenso que los sobrevivientes se aíslan, por eso es importante el apoyo social al doliente tras la muerte de un ser querido.
Lulú Ruiz Niño
55 2106 8050
Anterior

El día de la boda

Siguiente

El Método Konmari

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>