Menopausia

Menopausia palabra griega que significa:

MENS-mensual

PAUSI-cese

Menopausia es el momento en que de forma definitiva dejas de menstruar, con ello se pierde la capacidad para la reproducción. Cuando ocurre de forma natural puede presentarse entre los 40 y 50 años, el sistema hormonal produce menos estrógenos.

A veces por situaciones diversas, a edad temprana, algunas mujeres son sometidas a una histerectomía, una cirugía en la se remueve el útero, en algunos casos conservan los ovarios y las trompas de Falopio y durante algún tiempo siguen produciendo estrógenos.

Sin embargo van transcurriendo los años y de pronto, sin previo aviso, aparecen las canas… una y otra y otra y cada vez son más y más, hasta que terminas en la estética tiñendo tu pelo.
Los primeros cambios físicos se empiezan a manifestar, un día notas que te falta brazo para leer de cerca, se manifiestan algunas alteraciones que son visibles y otras que no saltan a la vista, la presencia del tiempo se va poniendo de manifiesto y la menopausia cada vez está más cerca.

La pre menopausia se caracteriza por presentar de forma irregular la menstruación.

Climaterio y menopausia van de la mano, los síntomas que a continuación se describen no necesariamente los sufren todas las mujeres, ya que cada organismo responde de diferente forma.

Puedes presentar incontinencia urinaria, ya sea al toser, estornudar, bajar o subir escalones, agacharte o reír, esto hace que la vejiga expulse de manera involuntaria un poco de orina.

Caída del cabello.

La piel se vuelve frágil, más delgada.

Calor repentino, sudoración excesiva (bochornos).

Principios de sordera.

Vértigo (mareo).

Insomnio o sueño ligero.

Osteoporosis.

Ansiedad.

Dolores de cabeza.

Depresión.

Ojeras.

Sensibilidad (ganas de llorar por todo y por nada).

Cambios de humor.

Dolor en las articulaciones.

Trastornos en la alimentación.

Dificultad para concentrarse.

Engordar.

Aparición de arrugas en el rostro.

No todas las mujeres pueden enfrentar solas estos cambios, que sin duda, son pérdidas a las que te iras enfrentando poco a poco, ver que la cara va cambiando puede provocar negación, hay días en los que te sientes cansada, te sientas un rato y ya te quedaste dormida, sientes que hace calor y sales con ropa ligera, pero en menos de lo que canta un gallo te mueres de frío; vas con las amigas al café pides la carta y te cuesta trabajo enfocar las letras, no ves bien o no ves nada, las pérdidas se van sumando, de pronto alguien te dice algo y sientes deseos de llorar, o bien estás muy contenta y de repente ya estás triste, te entra la nostalgia, no tienes ganas de nada. Hay días en los que nada te va bien, la ropa, el cabello, la comida, tus hijos, ¡n a d a!, lo que se dice nada, pero tampoco le encuentras lógica o sentido a lo que te ocurre.

La reacción natural es que digas a mi nunca me pasaba eso, es que yo nunca había respondido de esa forma, es porque yo nunca me hubiera imaginado esto, pues bienvenida a la edad de, ¡los nunca!

Mi querida lectora bienvenida a la menopausia, esto es por la edad, simplemente ¡es cosa de mujeres!

Es muy importante la actitud frente a esta serie de cambios, recuerda que únicamente existen dos opciones, la positiva y la negativa, así es que puedes imaginar que en esas oleadas de calor estás en la playa, comprar un lindo abanico y traerlo en la bolsa, buscar alternativas para hacer de este cambio algo llevadero, buscar ropa con la que te sientas atractiva, coqueta, a fin de darte nuevas oportunidades, aprender a vivir de forma diferente.

Se vale pedir ayuda, se vale consultar a un especialista, lo que no es válido es que pases sola por todo esto, cuando sabes que no estás sabiendo incorporar estos cambios de forma relativamente cómoda. Hoy en día tienes muchas alternativas para salir avante, se puede aprender a vivir bien esta nueva etapa, aceptar los cambios con buen humor.

Un punto muy importante para este período, sin temor a equivocarme son las amigas, no te sentirás sola, te darás cuenta que siguen teniendo muchas cosas en común, platicaran y reirán de situaciones a veces un tanto chuscas; definitivamente las amigas sirven para dar contención, apoyo y para no atravesar sola estos cambios.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

El "grito" japonés

Siguiente

Verdades que no pueden negarse

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>