El perdón

El perdón es algo que debe crearse, es un beneficio a nivel personal, que requiere valor, entendimiento y amor por nosotros, perdonar es liberarse de la opresión y el rencor, es comprender que mereces disfrutar la vida, hay que hacer un compromiso consigo mismo para alcanzar la paz y la felicidad que tanto merecemos.

Perdonar no es una tarea sencilla, sin embargo es algo en donde a veces invertimos demasiado tiempo, pensamientos que nos roban minutos y a veces años agotando nuestra energía, pues nuestra mente está ocupada en la venganza, en el ferviente deseo de desquitar nuestro enojo, estamos pendientes de la vida y movimientos de nuestro agresor.

Algunas personas creen haber perdonado, sin embargo denotan amargura, mal humor y resentimiento.

Perdonar no es sinónimo de olvido, lo importante es que esas heridas no interfieran con tu vida y te permitan vivir el presente, el perdón es personal, sólo te beneficiará a ti; el único responsable de tu vida eres tú y sólo tú eres capaz de modificarte a ti mismo, tienes el poder de elegir un camino diferente y superar los obstáculos.

Hay tantas cosas por las que de pronto se instala a alguien en esa famosa “lista negra”, estos sentimientos negativos te tienen sumido en la tristeza, a veces te sientes humillado, rechazado o decepcionado.

El perdón no necesariamente surge después de confrontar a la persona que te ofendió, el agresor ni es más infeliz, ni sufre las consecuencias de nuestra falta de perdón, el único que sufre y vive con una carga emocional muy pesada que no te permite disfrutar las cosas bellas de la vida, eres tú.

Hay que dejar fluir el dolor, la decepción, admitir los pensamientos y deseos negativos, soltar la culpa , el rencor y el sufrimiento, cuando sueltas te sientes más ligero.

Trata de pensar en la historia personal de tu agresor, tal vez vivió lo mismo que te hizo, por lo tanto es lo que aprendió y es lo que replica, a veces vives con culpa por lo que pasó, por lo tanto hay que aprender a perdonarse, para poder conceder el perdón al otro.

El perdón es un acto consciente, pero no es un acto de magia, es un proceso que lleva tiempo, tienes que ir poco a poco, tú decides cuánto tiempo necesitas para perdonar.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

Unos mejores que otros...

Siguiente

Hoja en blanco

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>