Después del duelo

Reza el refrán: “El tiempo lo cura todo”.

Después de haber estado inmerso en un duelo, surge la obligación de soltar ese dolor sentido por un tiempo, hay una necesidad de trascender el sufrimiento, es entonces cuando a llegado el momento de cerrar ese ciclo, de cerrar el círculo de nuestra pérdida, mismo que se puede llevar a cabo mediante una carta.

Por ejemplo, podemos mencionar lo siguiente:

Gracias por lo que me diste:
tu escucha en mis peores momentos,
por esas risas compartidas,
por las largas horas que pasamos juntos,
por haber entendido mis silencios,
por creer en mí………
(esto es sólo una sugerencia de cómo podemos elaborar nuestra carta)

Gracias por lo que NO me diste:

Perdóname por no haber estado ahí para tí…………cuando

Perdóname por no haber sido suficiente …………..

Te pido perdón por………………

Te perdono por…………..

Expresar todo lo que siento para poder cerrar este pasaje de mi vida y por último mencionar lo satisfechos que nos sentimos por haber cumplido con ese ser querido.

Lulú Ruiz Niño
55 2106 8050
Anterior

Madalenas tradicionales

Siguiente

Mi año verde II

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>