Cuando muere una mascota

La pérdida de una mascota es mucho más que la muerte de un animal.
Es la pérdida de un amigo, de un compañero.
Las mascotas son parte de nuestra vida, son un miembro de la familia, por lo tanto es lógico que experimentes las etapas propias del duelo, en ocasiones es posible que requieras del apoyo de un familiar o amigo para salir adelante.

Puedes rendir un homenaje en su memoria de tal forma que ello te ayude a procesar tus emociones y honres su muerte.

Recuerda que cada persona procesa diferente y cada quién tiene su propio ritmo, el duelo es un proceso intenso y ocurre de forma gradual, es probable que te sientas mejor después de varias semanas, meses e incluso te tome un año, sé paciente y vive el duelo por tu querida mascota.
No pretendas ignorar el dolor, vive todas las fases del duelo, lo importante es no reprimir los sentimientos de tristeza y soledad.

Trata de no sentirte culpable por su muerte, evita pensar:
¿Qué habría pasado si hubiera hecho las cosas de forma diferente?
Estos pensamientos te harán sentir peor y ya no hay nada que puedas cambiar, no eres responsable de ningún modo y tampoco tenias el control sobre su muerte.

Resultará difícil aceptar que llegas a casa y tu mascota no sale a recibirte, no está más en casa y seguramente te habrás quedado con alimento, juguetes u otros objetos, y esto te remita a la pérdida, a la nostalgia y a la negación.

Ten presente que el tiempo y tu buena disposición lo curan todo.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017
Anterior

El síndrome de Tom & Jerry

Siguiente

This is the most recent story.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>