Una pequeña reflexión

¿Quién nos dijo que es tan importante tener razón?
¿Cuál es la medida para decir que eres mejor?
¿Por qué nos cuesta tanto aceptar al que opina diferente?
¿Cómo pretendemos sólo respetar, admirar o amar al que piensa igual?
No somos idénticos. Tenemos historias, dolores, vivencias únicas y distintas.
Desde ahí pensamos, actuamos y sentimos de diferentes maneras. Cada quién en su espacio. Hay que comprender que estamos todos en el mismo barco.
Muchos queremos lo mismo, aunque lo expresemos desigual:
vivir en paz, crecer, disfrutar plenamente, soñar, opinar y amar.
Somos lo que somos.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2015
Anterior

El síndrome de Dunning-Kruger

Siguiente

Primer Navidad y Año Nuevo sin ti

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>