Los 50´s de la mujer saludable

Cumplir 50 años implica que ya no hay tiempo que perder en tonterías, pues ya te das cuenta de que el: “vivieron felices para siempre..” pasa solo en los cuentos, y no es una tortura no vivir con un príncipe azul, eso ya te vale un cuerno, porque ya aprendiste a amar con la cabeza y la complicidad de la experiencia. A los cincuenta años tú decides con quien y con quien NO estar, te das el lujo mandar al diablo, con educación, compromisos que no te importan, y vas a buscar al lugar correcto, lo que sea que necesitas, “lo que sea”.
El desafío es rico: empiezan experiencias más intensas, vives una especie de segunda adolescencia, pues la irreverencia es un placer que nos podemos dar pero con sentido, ¡muuuuucho sentido!
A los 50’s suele aparecer un sentimiento inmenso y notable: la aceptación; ya te conoces a la perfección, ya sabes quién es quien y nadie va a venir a contarte un cuento chino. Terminó la búsqueda en donde no hay, y si aún no ha terminado, hay que pagar un buen psicólogo; que flojera seguirte azotando, porque ya sabes que no se trata de conformarte con lo que eres, se trata de aprender qué quieres y cómo lo quieres.
A los 50’s aparece esa gloriosa sensación de poder decirle a la gente lo primero que se te viene a la cabeza, impunemente, (guardando las formas claro, para no andar ofendiendo por todos lados), pero tienes el poder de sacar de tu alma lo que se te pegue la gana, con audacia.
Tienes mil y una historias privadas que te causan sonrisas inesperadas, que te dan ese brillo que te daban las travesuras cuando eras niña, pero ahora con la sensualidad de una mujer en potencia
A los 50’s:
* Conoces lo que eres y aceptas lo que no eres
* Dominas qué color de labios te hace lucir al 100 cuando quieres lograr algo
* Tal vez no sabes TODO lo que quieres… pero perfectamente sabes lo que ya NO quieres
* Has desarrollado un potente radar para detectar a las personas mal intencionadas, y tranquilamente entiendes que “el qué dirán”, es sólo la percepción dañada de alguien más
* Identificas a quien no te da la gana invitar a tu vida
* Te vuelves experta en “acomodar” sutilmente al mundo, para “estar” con aquellos que te hacen el día
* Aprendes a no esperar
* Tienes menos expectativas y vives más ligera
* Dificilmente algo te amarga el día
* Te disfrutas más
* Sabes carcajearte de ti misma
* Pierdes el miedo al ridículo y vives la música intensamente
* Adviertes que la seguridad, no te la puede dar NADIE más que tú, y te conviertes en tu mejor aliada
* Disciernes, que cuando te pones sensible y lloras, no estas deprimida, estás entrando a la menopausia, y te da risa descubrirte llorando en un comercial de croquetas
* Te ves hermosa de reojo en el cristal de alguna tienda
* Te ríes de lo que antes te causaba llanto
* Utilizas palabras que no sabías que existían
* Los amigos a esta edad, son verdaderos, y pagas cualquier precio por una tarde con ellos carcajeándote hasta que te duele el estómago
* Los pseudo-amigos se hacen evidentes y tienes la nobleza de alejarte sin daños
* Las dietas dejan de ser una obsesión, pero buscas nutrirte mejor
* No puedes creer que te hayas peinado como lo hiciste en tus 20’s
* Tienes mil historias secretas que contar
* Una buena conversación importa más que el sexo, y la disfrutas con una buena copa de vino
* Te importa más el cerebro que el trasero
* La pareja es más un cómplice que una obligación
* Los desayunos con amigas de corazón, son la mejor terapia
* Le empiezas a tener un cariño especial a la celulitis, pues sabes lo que significa
* Muchas razones te enseñaron a valorar la menstruación
* Es difícil acordarte de un “ex”, cuando antes te cortabas las venas por él
* Defiendes la integridad de quien no está presente, porque no te interesa juzgar, y no quieres ser juzgada
* Tienes más tolerancia a la frustración, total mañana será otro día..
* Alejas a la gente negativa
* Eres menos demandante pero más puntual
* Adquieres la astucia de un zorro
* Ves de una manera diferente a los niños y a los ancianos
* Sabes que un beso bien dado provoca que se te cierren los ojos sin querer
* Te das cuenta que la vida de nadie es perfecta y aprendes a hacerte cargo sólo de tus problemas
* Tienes la sensibilidad de una niña de 19 años pero la experiencia y habilidad de una mujer de 50
* Agradeces más, y más seguido
* Estás más viva que nunca, y con suerte, te falta vivir la otra mitad de lo que ya viviste

Así es que si has llegado hasta aquí, disfrútate, quiérete, alégrate y sobre todo agradécete por ser tu mejor compañera de viaje.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2015
Anterior

¡Te extraño!

Siguiente

¿Quién inicia la Tanatología?

1 Comentario

  1. Irma
    4 agosto, 2015 at 4:55 pm — Responder

    LA MEJOR EPOCA DE MI VIDA! LA EXTRAÑO COMO NO TIENES IDEA FERNANDA, DISFRUTALA MUCHO PORQUE EL TIEMPO PASA VOLANDO Y TODAVIA SE ES MUY JOVEN A LOS 50. TU FORMA DE ESCRIBIR ES MUY NATURAL, MUY ELOCUENTE, ME ENCANTO. GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>