Libre

Hoy doy gracias a la vida por hacerme como soy. Intensa, testaruda y luchona. Dicen que ojos que no ven, corazón que no siente. Las mentiras piadosas no tienen nada de piedad. El que busca, encuentra – me dijeron. Y si bien lo que encontré fue horrible y doloroso.

Muchas veces nos da miedo la verdad, pero olvidamos que temer a la verdad, es temer a la libertad. Hay quienes dicen que las personas más libres son las más solas. No sé si eso sea cierto, pero puedo decir que en muchas ocasiones me he confrontado con la verdad y en respuesta he recibido desprecio, humillación y rechazo.

Soy humana, y a una parte de mí se le rompe el corazón. Sin embargo, hoy, aunque me duele mucho, estoy agradecida porque en mi búsqueda por la verdad, he encontrado libertad. Si bien hay cosas de las que aún no me libero, reconozco el poder que me ha dado conocer la verdad. Quizá hay más verdades que afrontar, y muchas veces serán dolorosas. Quizá hay verdades para las que aún no estoy lista, pero me llena de vitalidad saber que cada día tengo la oportunidad de decidir quién quiero ser.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2015
Anterior

El apego en el duelo

Siguiente

El tiempo enseña y ayuda

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>