Mascarilla de avena

La avena es un cereal que aporta muchos beneficios, principalmente a la salud.
También es uno de los principales ingredientes en las mascarillas caseras porque tiene un poder exfoliante que facilita que la piel se regenere aportando nutrientes que la hacen lucir radiante.

La exfoliación es necesaria para nuestra piel porque ayuda a eliminar células muertas provocando una apariencia lisa y tersa. Este tipo de tratamiento revitaliza la piel logrando un aspecto saludable porque disminuye el tamaño de los poros abiertos.
Sin embargo, es muy importante no abusar de la exfoliación porque puedes resecar la piel. Lo más recomendable es hacerlo una vez a la semana o cada 10 días dependiendo de las necesidades de cada quien.

Para piel seca:
Mezcla 3 cucharadas de avena con 1/4 de leche.
Deja que la avena se hidrate 10 minutos, la vas a ver como se espesa.
Aplícala en la cara limpia con suaves movimientos circulares para estimular la circulación.
Déjala 15 minutos y enjuágala con agua fría para favorecer el cierre de poros.

Para piel grasa:
Mezcla 3 cucharadas de avena con 1/4 de taza de agua.
Déjala que se hidrate 10 minutos, la vas a ver como se espesa.
Aplícala en la cara limpia con suaves movimientos circulares para estimular la circulación.
Déjala 15 minutos y enjuágala con agua fría para favorecer el cierre de poros.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

Gota de limón

Siguiente

Clasifiqué mis apegos

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>