Ejercicios de Kegel

¡Buenos días, Señor Sexo! Son los años 40, Segunda Guerra Mundial, los hombres al frente. La mujer repentinamente tiene que cambiar su indumentaria y salir al mundo laboral. Se gestan los cambios. Tiempos del Dr. Kegel, quién nos llama a ejercitarnos. A ponerse en forma. ¿Outfit? ¿En un nuevo Gym? ¿Una nueva app para el Smartphone? No, Señor, nada de eso. Muscle fitness. Lo podemos hacer dónde sea y en el momento que más nos acomode. A poner en forma esos músculos vaginales.

Es importante asegurarse de estar contrayendo los músculos correctos, el piso pélvico. Si todavía no se está seguro de estar apretándolos: introducir un dedo dentro de la vagina. Apretar los músculos como si se contuviera la orina y soltar. La sensación es la tensión en los músculos y el desplazamiento hacia arriba y hacia abajo.

Ejercicio Kegel número 1:
Haz de cuenta que quieres detener la orina y contrae los músculos, tirando de ellos hacia arriba.
Mantenlos apretados por 5 segundos y luego libéralos respirando suavemente. Repite el ejercicio 10 veces.
En la medida en que se fortalecen puedes incrementar el número de segundos de contracción hasta llegar a los 20.

Ejercicio Kegel número 2:
Contrae y relaja los músculos lo más rápidamente que puedas hasta que te agotes o hayan pasado por lo menos 2 minutos. Incrementa el tiempo hasta alcanzar los 10 minutos.
Servirá para evitar problemas de incontinencia y para incrementar el placer sexual. Ese placer, que un día simplemente despertó. ¿Cuándo y de qué forma? No lo sé. Probablemente, el primer beso fue la alarma que actuará como despertador de los sentidos. Ese llamado a conocer y reconocer esa sensación que avanza por todo el cuerpo consumiendo a la razón, dejando a las emociones florecer y sin pudor desprenderse de todo. Un beso enardecido, una caricia lenta…..

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2015
Anterior

La paja en el ojo ajeno

Siguiente

Tengo miedo

4 Comentarios

  1. Miriam
    4 agosto, 2015 at 5:21 pm — Responder

    nunca habia entrado a este blog, pero lei a una amiga decir que Iovanna es muy talentosa y eso me hizo entrar, Iovanna me encanta tu estilo, eres lo maximo, me encanta que encuadres el kegel con la guerra mundial y las apps hahaha me gusta que hayas hecho este blog para mujeres maduras porque hoy todo lo que hay es para jovencitas y las mujeres maduras tenemos mucho que decir y que oir yo no era muy buena para el kegel porque me daban ganas de orinar pero eso fue un alerta roja para ir al doctor y enterarme que tenia mal la vejiga, ahora lo hago y son mas placenteras las relaciones con mi pareja porque estoy estrecha y fuerte de la vagina, si eres una buenaza Iovanna gracias por amar a destiempo

    • Iovanna
      4 agosto, 2015 at 5:29 pm — Responder

      Amar a destiempo, Miriam, fue desarrollado por alguien que, como tú, percibió esa necesidad de tener un espacio para nosotras. Fui invitada a participar. Gracias por buscar leerme. Me animas a continuar y salir del caparazón. Hoy en día, es importante que encontremos esos espacios virtuales que nos aporten y en los que podamos compartir.

      El Dr. Kegel publicó en 1948, ¿te imaginas? ¡hace 67 años! y hoy experimentas todos sus beneficios. Gracias, también, por haber compartido. Un plus a quienes encuentren estos datos.

  2. Nico
    4 agosto, 2015 at 5:30 pm — Responder

    me estoy enamorando de ti Iovanna! porque escribes tan poco? deleitanos todos los dias por favooor!

    • Iovanna
      4 agosto, 2015 at 5:30 pm — Responder

      Nico, estaré publicando una vez a la semana. Muchos saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>