No sólo cuando tiene tunas

El nopal es una planta arborescente que puede medir hasta 5 metros de altura.
Está compuesta por cladodios carnosos y aplanados que parecen las hojas.
En cada una de esas pencas se observan areolas de donde surgen los grupos de gloquidios, diminutas espinas como pelos barbados y delgados, llamados comúnmente espinas) que desprenden de la planta, y se pegan fácilmente a la piel, causando irritación, dolor y comezón.

El Nopal es rico en calcio, potasio, fósforo, sodio, y también contiene, en varias proporciones, diferentes glúcidos o carbohidratos y componentes nitrogenados. El nopal es rico en fibra, vitamina A, B, B2, C y K, riboflavina, vitamina B6, clorofila y proteínas.

Diversos estudios muestran lo valioso que es el nopal como fuente de nutrientes. Sin embargo, no a todos les gusta porque su aspecto baboso no es muy agradable.

En el pasado, se hacía jugo de nopal y se usaba para bajar la fiebre.
También la pulpa de la tuna, la fruta del nopal, se usaba para controlar la diarrea, de ahí la creencia de que comer tuna en exceso puede provocar estreñimiento.
Las pencas asadas se usaban como cataplasma para calmar el dolor y disminuir la inflamación en casos de quemaduras leves, o el dolor de muelas.
La raíz se usaba para hacer té que aliviaba las molestias estomacales.

En México los nopales frescos se consiguen fácilmente en el mercado de casi cualquier pueblo o en el supermercado de las ciudades. En algunos países del mundo también se consiguen en las tiendas de productos mexicanos o algunos supermercados grandes.

A veces se puede comprar el nopal ya limpio y cortado en tiras o en cuadritos chiquitos.
Si no, vas a tener que limpiarlos tú mismo, quitándole las espinas.

Los nopales se pueden comer asados o hervidos. Se pueden combinar con salsas picantes, y un sinnúmero de proteínas diversas. La tuna, es dulce, fresca y tiene un precio muy accesible.
Si no vas a cocinar los nopales el mismo día que los compraste, envuélvelos en un papel desechable, y guárdalos en una bolsa de plástico dentro del refrigerador.
Se conservarán bien durante varios días.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

Me enredé con quien no debía

Siguiente

Te sigo esperando

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>