El mal consumo de azúcar

Entre 1977 y 2000 la población en América ha duplicado el consumo diario de azúcar.

El azúcar es veneno y es altamente adictiva.
Es una toxina que afecta el hígado y es dosis-depediente, dependiendo de cuanto azúcar consumas. Esto significa que siempre vas a depender de esa dosis.

La fructosa, la parte más dulce del azúcar, solamente se procesa en el hígado, cuando comes azúcar y al hígado se le exige demasiado, el páncreas sale al rescate produciendo cantidades excesivas de insulina.

¿Qué hace la insulina? La insulina convierte el azúcar, en grasa, para su almacenamiento.
Los altos niveles de insulina hacen que el cerebro no reciba la señal de que está lleno. El cerebro piensa que sigues teniendo mucha hambre.
¿Y cómo te sientes cuando tienes hambre? Mal, cansado, lento, no quieres hacer nada, y con ganas de comer y comer.

El problema es, que el azúcar no sólo está en galletas y en postres, esta en el 80% de los productos que compras en el super, por ejemplo, lácteos bajos en grasa (altos en azúcar), cereales para desayuno 0% grasa (altos en azúcar), alimentos procesados como el pan blanco, arroz blanco, pastas, productos de papa, salsas, jugos, aguas de sabor, botanas etc.
La mejor manera de consumir el azúcar, es de forma natural, en frutas, así estás recibiendo también la fibra en la cantidad exacta que necesitas para contrarrestar los efectos negativos del azúcar.

¿Te debe preocupar comer fruta? La respuesta es no.

¿Te debe preocupar el jugo de fruta, aunque sea natural? Por supuesto que sí, porque cuando no consumes la fibra con la fruta, estás bebiendo solo el azúcar, tal cual como si te estuvieras tomando un refresco.

¿Entonces es mejor escoger Coca de dieta, Coca Zero y refrescos 0% azúcar? Obvio no.
Mucha gente piensa que puede cambiar el azúcar, por edulcorantes artificiales como splenda, aspartame, stevia procesada etc. Pero estos desencadenan respuestas hormonales que te hacen producir mucha más insulina, como si estuvieras ingiriendo cantidades excesivas de azúcar (pero sin las calorías). Te dan más antojos, y te hacen que sigas teniendo mucha hambre. Al igual que se crea una confusión en el cerebro porque este cree que el azúcar viene en camino porque ya probaste el sabor dulce en tu boca.

Cada año que pasa aumenta el índice de obesidad, sobrepeso, enfermedades metabólicas y diabetes, en todo el mundo, y nosotros creemos que nos están dando una solución con estos productos “Light” o “Bajos en Grasa” que ya llevan muchos años en el mercado, pero esto sigue empeorando año tras año, entonces tenemos que cambiar de solución y no creer en la mercadotecnia. En realidad el sabor rico lo da la grasa o lo dulce del azúcar, cuando le quitan grasa a un producto, le agregan azúcar, y viceversa.

Hoy en día más personas mueren a causa de los efectos de la obesidad que por hambre.

En conclusión los productos bajos en azúcar, bajos en grasa, y alimentos dietéticos, pueden ser peligrosos y ser los causantes de muchas enfermedades. Una enfermedad no ocurre con una mala comida, ocurre con miles, así que si diario compras e ingieres alimentos como estos, empieza a cambiar tus hábitos lo antes posible. La clave esta en comer, de todo, pero nada procesado, todo natural, y nada en exceso.

Mónica Serrano
Consultas en línea: Monicaserrano.nutricion@gmail.com
Celular: 444 1130569
La Loma Golf SPA, San Luis Potosí
Experta en Nutrición Deportiva

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

Cielo Azul

Siguiente

Mi Año verde VII

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>