Las amigas cambian

Llámalo edad , conveniencia, lastima, estado civil, el amor, que son mejores que tú, envidia, alcohol, influencia negativa, tragadera, depresión, ciudados, hijos, enfermedad; un sin fin de razones que nos van cambiando al pasar de la vida, pero para mi ser amiga es dar todo sin esperar nada cambio, aceptar una observación, poder dar una opinión sin humillar, brindar apoyo en todo momento, compartir alegrías, triunfos y tristezas. Una amiga te aplaude, disfruta tu éxito, llora contigo, le duele tu dolor, es auténtica.

Sabemos que si bien nadie suple a nadie, tampoco nadie es indispensable, y como amiga tratas de dejar huella, conoces tus posibilidades y sabes bien hasta donde puedes llegar. Malo cuando empiezan las envidias, cuando tus capacidades, tus logros o los de tus hijos les provocan malestar.

Yo tengo amigas en diferentes grupos y me gusta hacerles saber que son importantes para mi, les mando un mensaje, les doy un reconocimiento, las abrazo fuerte y nada de secretos porque sé que una buena amiga hasta el teléfono celular te quemaría antes de permitir que te quemes con otra persona.
Pero también me he visto relacionada con “amigas” que me quieren ver caer, que van contando todo lo que les dices con la famosísima excusa de “no le cuentes a nadie pero…”

Como dice el dicho: entre mujeres podemos despedazarnos pero jamás nos haremos daño. ¿Hasta dónde es cierto? Despedazarnos es hacernos daño. De esas personas prefiero alejarme, de las que te dicen que estarán en las buenas y en las malas y de pronto de abandonan en los momentos importantes. No se si se vuelven locas, o sienten miedo o son débiles. También corro de las que te quieren hacer cómplice y hacen todo lo posible por meterte en sus problemas, o de las que te piden prueba de amistad y esperan que te rompas la madre por ellas. Tampoco quiero cerca a los vampiros emocionales, esas que no te quieren hacer daño pero portan una energía que acabas sepultada. He conocido “amigas” que metes a tu grupo, y luego invitan a tu grupo y a ti te dejan fuera, claro que hay que mencionar a las que se dan cuenta de eso y no se prestan al juego y a las borregas que se van con ella y te dejan de hablar. Esas son las más pendejas, no saben que se están perdiendo de una gran experiencia a tu lado.

A pesar de la vida y a pesar de los cambios naturales que experimentamos todas, me quedo y cuido mucho a las amigas que me quieren, me valoran, me abrazan, me hacen el día con sus chistes, me llevan pastel el día de mi cumpleaños, me procuran cuando me enfermo, me escuchan, me aconsejan,  y sobre todo las que sin tener que estar juntas todo el tiempo, ni viéndonos todos los días, te dejan claro que siempre cuentas con ellas.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016
Anterior

4 círculos y una estrella cambiaron mi vida

Siguiente

Qué importa

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>