Historias de amor

bed-890579_1920

Mi mamá tuvo varias hermanas, entre ellas estaba Carmelita, la segunda de diez hermanos. Yo tengo recuerdos muy especiales de ella porque particularmente conmigo era muy cariñosa, me quiso mucho. Era hermosa, tenía unas manos hermosas, simpática, agradable y apapachadora. Dicen que era tan bella que un día al pararse

school-926213_1920

Si bien dentro de los recuerdos de Manuela jamás estaría la imagen de sus padres y mucho menos en su inconsciente quedaría guardado el aroma de su madre, quién nunca fue capaz de sostenerla siquiera unos segundos entre sus brazos por más que la Nana Pancha se lo rogara, no

couple-677585_1920

Salvador se casó con Diana porque estaba embarazada, se unió en matrimonio por cumplir como hombre, más no porque estuviera enamorado. Una vez la madre de él conociendo los sentimientos de éste hacia su futura nuera dijo: – Hasta el nombre le quedó a mi hijo en esta situación ¡Salvador!

tanga-109155_1280

Esa mañana Nora enfundó su cuerpo en un vestido beige de gasa sin mangas, de cuello en v, con olanes de la cintura para abajo, abriéndose un poco en forma circular, ligeramente abajo de la rodilla, calzó unas zapatillas negras. Terminó de arreglarse y salió rumbo a la oficina, recordando lo

feet-946366_1280

Los efectos y la intensidad del temblor no fueron iguales para todos. Toda la ciudad lo vivió;  y sin embargo, no todos lo sufrieron de la misma forma. Tina al sur en su departamento y Eugenio en una de las zonas más afectadas. Tina temblaba por las contracciones que el

laughing-879961_1920

Una mujer recién divorciada, pasó el primer día muy triste empacando sus cosas en baúles y maletas y su mobiliario en grandes cajas. El segundo día vinieron y recogieron sus pertenencias y muebles. El tercer día se sentó en el suelo en el comedor vacío, puso música suave, dos velas,

color a 45 cuadros

La tierra se estremeció el día que Manuela nació. La fecha en que fue concebida no es ni será recordada. El único testigo que quedaba, hasta hace unos años, era una vieja gata voyerista, que de haber tenido la capacidad de hacerlo, hubiera dicho que fue durante una noche invernal

bw-934485

Lorena recibió una carta, era de Edgar avisándole cuando llegaría a la ciudad de México para visitar a sus papás y a sus hermanos, tenían casi 4 años mandándose misivas. Él se había ido a estudiar a Jalapa, vivía en casa de una tía, hermana de su mamá. En esa

writing-923882_1920

Prólogo Estoy tejiendo un mundo inventado para ti.   Lo tejo con derechos y reveses. Lo zurzo tratando que los tramos coincidan, que queden cazados para armar tu vestuario. Te daré vida. Será un parto doloroso. Te voy a extraer de mis entrañas. Te voy a amamantar con pechos vacíos. Trataré

fence-615394_1920

Conozco a Mía, una señora no mayor a los 45, callada sumisa, incluso insegura, sin amigas. Así comenzó su historia, en el momento que Fernanda, esposa de un compañero de trabajo de su esposo, se apiadó de ella, invitándole seguido a sus reuniones y tratando de acomodarla en la sociedad. Fernanda